facebook-incyc twitter-incyc linkedin-incyc
  • 01.jpg
  • 02.JPG
  • 03.jpg
  • 05.jpg
  • 06.jpg
  • 07.jpg
  • 09.jpg
  • 10.jpg
  • 12.jpg
  • 15.jpg
  • 16'.jpg
  • 17.jpg
  • 19.jpg
  • 20.jpg
  • 21.jpg
  • 22.jpg
  • 23.jpg
  • 24.jpg
  • 25.jpg
  • 26.jpg

NOTICIAS POPULARES

Directivo internacional del ACI visita el INCYC
Directivo internacional del ACI visita el INCYC

Directivo internacional del ACI visita el INCYC La tarde del jueves 3 de marzo el INCYC tuvo el hon [ ... ]

Diplomado en Edificios de Concreto | 2018
Diplomado en Edificios de Concreto | 2018

El Instituto Nicaragüense del Cemento y del Concreto (INCYC) en conjunto con el Centro de Diseño [ ... ]

9º Congreso Iberoamericano de Pavimentos de Hormig...

9º Congreso Iberoamericano de Pavimentos de Hormigón Del  al 25 de mayo de 2018, se real [ ... ]

Boletín Técnico / Junio 2014 / Número 51

Pavimentos de concreto: Cuidado con la mezcla de concreto

Aunque el concreto puede producirse in-situ o en planta (premezclado), en la construcción de pavimentos de concreto es recomendable la utilización de concreto premezclado, entre otras razones por el estricto control de calidad que se da a los procesos de elaboración en planta, la capacidad de producción y entrega, la selección y almacenamiento de los materiales, la dosificación por peso y la dificultad de mezclar in-situ concretos de bajo revenimiento (secos) y en las cantidades requeridas durante la construcción de pavimentos (ver Ilustración 1).

La elección del revenimiento de la mezcla de concreto debe estar en función de los equipos de colocación disponibles, 3 a 4 pulg. para codales, reglas y rodillos vibratorios. El tamaño nominal máximo del agregado para losas de pavimento no debe superar 1/3 del espesor de la losa, se debe procurar que sea lo más grande posible, sobre todo cuando la transferencia de carga entre las losas será por trabazón de agregados (sin dovelas).

 

ConcretoPremezclado

Ilustración 1. Concreto premezclado de bajo revenimiento

La mezcla de concreto para pavimentos se especifica para cumplir un módulo de ruptura a la flexión o Mr, por lo que su control debe realizarse mediante la elaboración de viguetas. Sin embargo, puede aceptarse el control mediante cilindros convencionales para pruebas de resistencia a compresión, siempre y cuando en el momento del diseño de la mezcla se hayan elaborado especímenes de los dos tipos (cilindros y viguetas) que sirvan para determinar una ecuación de correlación específica para la mezcla de la forma Mr = C *√(f'c). Donde C es un coeficiente numérico.